Derecho de inmigración y extranjería

febrero 21, 2011 Desactivado Por Javi Uffhofen

En el mundo globalizado que se vive en la actualidad las fronteras entre los países parecen difusas y los derechos de los ciudadanos a trasladarse de una región a otra del planeta no deberían poder prohibirse de ninguna forma. Sin embargo, para poder trabajar en los países donde se llega como inmigrante sí se pueden producir una gran cantidad de trabas legales o burocráticas que impidan trabajar a las personas o que las hagan terminar tras las rejas acusados de inmigrantes ilegales.

Por eso en necesario contar con abogados especialistas en el derecho de inmigración y extranjería (extranjeria abogados) que puedan actuar en los temas referidos a las visas de trabajo, permisos de residencia, nacionalidad, pasaportes y legislación referida a los derechos de los extranjeros en un territorio.

Este concepto es muy antiguo pero ha tomado un nuevo impulso por las crisis de las nacionalidades y de los diferentes países que al mismo tiempo ha formado familias multiculturales con integrantes de una familia de distinto origen étnico. Así se hace necesario contar con la ayuda de un abogado familia que conozca sobre reagrupamiento familiar, matrimonio con extranjeros o temas similares.

Sobre todo en ciudades donde la entrada de personas procedentes de otro lugar es común, por ejemplo Sevilla, donde es fundamental contar con personas entendidas en leyes que puedan salvar cualquier problemática. En este caso específico se recomienda consultar abogados Sevilla que conozcan a fondo las leyes y disposiciones legales locales.

Allí sabrán informar como proceder ante distintas circunstancias que afecten no solo al derecho de inmigración sino también al derecho laboral, de familia, mercantil, comercial, penal o cualquiera de las ramas en las que se necesite una ayuda para solucionar conflictos. Algunas consultas pueden realizarse sin costo alguno! Sin lugar a dudas contar con este servicio puede ser una salvación para las personas que no poseen dinero para contratar un estudio de abogados o para quienes no tienen conocimiento sobre los derechos que le corresponden en las diversas actividades.