Edificios romanos importantes

El Coliseo de Roma es ciertamente el monumento más conocido y más emblemático de la ciudad. La construcción del Coliseo fue emprendida comienzos de nuestra era y terminó con su inauguración en el año 80 después de Cristo. Desde entonces es el mayor y más majestuoso de todos los monumentos que cuenta el Imperio Romano. Se dice que para su inauguración, el emperador Tito ofreció unas festividades que duraron 100 días.

Autor: martineci999-Pixabay
Autor: martineci999-Pixabay

Sus dimensiones son colosales, más de 50 metros de alto, casi 200 de diámetro. En términos de capacidad, el Coliseo no tienen nada que envidiar a los grandes estadios de fútbol de nuestra época, puesto que podría acoger a más de 70.000 personas repartidas en 5 niveles.

El monte Palatino

El Palatino es un barrio y un monumento emblemático de Roma. En efecto, es una de las siete colinas de Roma y fue allí donde se creó la ciudad. Forzosamente, es uno de los más antiguos y las excavaciones han permitido establecer los restos de vidas que datan del año 1000 antes de Cristo.

La leyenda dice que la loba crío a Rómulo y a Remo sobre esta colina después de haberlos encontrado. Por esta razón, y de forma natural, cuando Rómulo se hizo adulto y fundó Roma, lo hizo sobre esta colina. En la página web http://viajesyrelax.com/destino-roma-atractivos-turisticos-y-culturales/ encontrarás muchas opciones para una estancia en Roma inolvidable.

El Foro Romano

Centro de la vida romana durante la antigüedad, el Foro era la plaza pública por excelencia para los asuntos políticos y económicos, como para los pequeños intercambios de mercancías. El Foro habría sido fundado al mismo tiempo que la ciudad, lo que hace de él un lugar majestuoso y culturalmente fuera de toda norma. Las ruinas de la época romana todavía son visibles, y forman un decorado de otro tiempo, en un espacio inmenso que es el Foro Romano.

La Basílica de San Juan de Letrán

La Basílica de San Juan de Letrán tiene una historia de gran riqueza. Fue creada por el emperador Constantino en el siglo IV después de Cristo, justo al lado de la propiedad de la familia de los Laterani, de ahí su nombre que ha perdurado hasta nuestros días. También tiene otra apelación, la de Archibasílica del Salvador.

A través del tiempo, esta basílica, la segunda mayor después de San Pedro de Roma, sufrió diferentes incendios, terremotos, pero también saqueos por parte de los vándalos. Sin embargo, por cada desgracia que le ocurría, los romanos la reconstruían y la embellecían, haciéndola cada vez más majestuosa.

Autor: SCAPIN-Pixabay
Autor: SCAPIN-Pixabay

Las Termas de Caracalla

Las Termas de Caracalla son unas de las termas más colosales jamás construidas en Roma. Estas termas fueron construidas a través de un largo periodo, bajo el dominio de los emperadores Séptimo Severo y Caracalla, de ahí su nombre. Fueron inauguradas en el siglo III después de Cristo.

Estas termas son impresionantes tanto por su grandeza, ya que podían acoger a 1600 bañistas al mismo tiempo, como por su papel en la historia de Roma. Si hoy en día la decoración parece más bien sobria, conviene saber que durante su periodo de apogeo, las termas estuvieron cubiertas de mármoles y de mosaicos de gran finura.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar