Las ciudades francesas más bonitas

La diversidad arquitectónica de las ciudades de Francia cuenta su historia a través del tiempo. Marcadas por una extraña singularidad estética, a veces confeccionada por los estigmas de la guerra, las regiones de Francia forman un mosaico de territorios habitados particularmente ricos y con mucho estilo.

Autor: tpsdave-Pixabay
Autor: tpsdave-Pixabay

París

París es la ciudad más visitada de Francia gracias a sus muchos monumentos históricos que se encuentran en su seno. Ciudad luminosa y capital del país, su espacio refleja la gloria de los grandes periodos de la Monarquía, del Imperio y de la República en un solo y único lugar. Profundamente influenciada por el cristianismo romano, sus edificios religiosos continúan decorando cada esquina de las calles que no sufrieron los devastadores horrores de la guerra. Su antigüedad atrae a más turistas que a fieles católicos. De la majestuosa catedral de Notre Dame a la Sainte Chapelle, pasando por el Sacré Coeur, es difícil no descubrir el papel predominante que jugaron las iglesias en el desarrollo de esta ciudad.

Cannes

Cannes es una vibrante ciudad de Francia situada en la zona de los Alpes Marítimos, en frente del mar Mediterráneo. Se trata de una lujosa ciudad que el festival de cine ha hecho internacionalmente famosa. Primeramente, gracias a las actividades de su puerto, en el pasado era un pueblo de pescadores italo-célticos. Sus leyendas han escrito algunos de los más bellos mitos de la literatura francesa, como los relatos sobre Honorato de Arles o la historia del hombre de la máscara de hierro. La ciudad es hoy en día un lugar privilegiado para los turistas.

Niza

Niza es una ciudad francesa de la zona de los Alpes Marítimos. Se sitúa en la región de la Costa Azul. Junto con Marsella, es una de las 5 comunidades más pobladas del país. Construida a proximidad del litoral mediterráneo, el nombre de Niza resuena como un lugar festivo, favorecido por un clima cálido y agradable. Se trata de una ciudad que recuerda las vacaciones, las playas y el mar. No obstante, la ciudad de Niza presenta un impresionante patrimonio romano. Los dos pulmones históricos de la ciudad son las catedrales de San Nicolás y de Santa Reparadora. Se pueden encontrar en sus calles un número incalculable de edificios que honran la cultura y la historia de la pintura francesa, como el Museo Matisse y el Museo de Bellas Artes. Las parejas de enamorados frecuentan la avenida del Paseo de los Ingleses que bordea la Bahía de los Ángeles.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar