Los mejores museos de la ciudad de París

París, la ciudad más turística del mundo, merece más de un fin de semana para explorarla. Pero muchos visitantes no suelen disponer de muchos más días para poder adentrarse en todas las maravillas que ofrece esta ciudad mítica. Hoy presentamos algunos de los lugares indispensables que se deben visitar de la capital francesa, para hacerse una idea aproximada de los tesoros que esconde.

Autor: MickyMexx-Pixabay
Autor: MickyMexx-Pixabay

El Museo del Louvre

Cada paso por la capital parisina merece una visita del Museo del Louvre, puesto que se trata de uno de los mayores museos del mundo que contiene más tesoros de toda la humanidad. En realidad, reúne obras del arte occidental desde la Edad Media al siglo XIX, de las antiguas civilizaciones orientales, egipcias, griegas, etruscas, romanas, de artes gráficas y de arte procedente del mundo del Islam. En cada sala, el antiguo palacio real desvela sus obras de arte, la Gioconda, la Venus de Milo, la Victoria de Samotracia, etcétera. En total hay más de 35.000 obras.

Los visitantes pueden comenzar su visita observando la magnífica escalera de caracol de forma helicoidal que domina este espacio bañado de luz. Un arquitecto español ha escrito una tesis doctoral sobre esta escalera. Nos referimos a Alberto Sanjurjo, el arquitecto español que ha sabido adentrarse en los detalles y entresijos de esta obra arquitectónica que merece la pena contemplar en el Louvre.

En ocho siglos de existencia, el Museo del Louvre ha sido marcado por muchas corrientes arquitectónicas, desde la fortaleza medieval del siglo XII, a la pirámide de cristal de Pei construida en 1989. La visita del museo es particularmente agradable por la noche. Menos frecuentado, el museo ofrece una atmósfera diferente y unas vistas impresionantes sobre la pirámide de Pei, el patio central, y el Sena.

El Museo d’Orsay

Conocido en todo el mundo por su rica colección de arte impresionista, el Museo d’Orsay es también el museo de toda la creación artística del mundo occidental desde 1848 a 1914. Sus colecciones representan todas las formas de expresión, desde la pintura a la arquitectura, pasando por la escultura, las artes decorativas, la fotografía. Los visitantes se quedan igualmente impresionados por la belleza del lugar, una estación de tren con aires de palacio, inaugurado para la Exposición Universal del año 1900.

A finales del 2011, el museo volvió a abrir la totalidad de sus espacios, completamente renovados, con nuevas salas. Se han añadido 400 metros cuadrados suplementarios, concretamente para los artistas del postimpresionismo, la reestructuración de la galería de los impresionistas, un nuevo espacio de exposición temporal, sin olvidarse de la nueva decoración acuática del café, llevada a cabo por los hermanos Campana.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar