Lugares turísticos de Francia

Con su patrimonio natural, histórico, arquitectónico y cultural, Francia es uno de los destinos preferidos de los extranjeros pero también de los franceses. Francia seduce con sus ciudades artísticas y su historia, sus pueblos pintorescos y sus estaciones balnearias y estaciones de esquí. Pero viajar a Francia pasa igualmente por descubrir su gastronomía.

Desde el año 2010, la gastronomía francesa está inscrita en el Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Por lo tanto es la ocasión de degustar la cocina francesa durante las vacaciones, nos referimos por ejemplo a la trufa, las ostras, el pan, la repostería, y cientos de clases de quesos, sin contar con el vino que se encuentra en las 7 regiones vinícolas del país.

Autor: bobmyers-Pixabay
Autor: bobmyers-Pixabay

Cada región posee de su propia especialidad culinaria como puede ser el chucrut de Alsacia, el foie gras y el confit de pato en la parte del suroeste, la fondue de Saboya, el pastel Bretón y las crepes de Bretaña, la bullabesa de Marsella, etcétera.

Los lugares turísticos indispensables

A veces, las más bonitas experiencias tan solo se encuentran a pocos kilómetros de casa. Para un presupuesto más asequible se puede descubrir Francia durante un corto o incluso un largo tiempo de vacaciones. En París se puede visitar el Louvre, el Museo Picasso, la Torre Eiffel, los Campos Elíseos, el Arco de Triunfo, y la catedral de Notre Dame. Para pasar un fin de semana, la capital y su región ofrecen muchas posibilidades, como un día en el parque temático Disneyland París o descubrir el Palacio de Versalles.

Las Traboules del antiguo Lyon son también unos lugares indispensables, así como la gastronomía de esta zona del sureste francés. En el norte, Dunkerque es famoso por su carnaval. La ciudad de Lille y su rastro son acontecimientos que merece la pena vivir. Reservar un billete de avión para Francia en estos periodos permite descubrir estas ciudades bajo otro prisma.

A lo largo de las vacaciones en Francia, os aconsejamos hacer una escapada hacia el sur del país para visitar los campos de lavanda de la Provenza, Marsella, Aviñón, y la parte marítima en la zona de Niza, Cannes, y Saint-Tropez en la Costa Azul. También se pueden descubrir enormes plantaciones de rosas, jazmines, violetas y mimosas que rodean la zona de Grasse, la capital de la perfumería.

La parte oeste de Francia merece también una visita para descubrir las costas salvajes bretonas que presentan muchas maravillas como los menhires, el puerto de San Malo, el monte San Michel en Normandía. La zona del Loira, con sus viñedos, la parte de Burdeos y de Borgoña son también lugares que merecen la pena descubrir.

La isla de Córcega, la mayor isla de Francia, es una de las más ricas, y merece la pena descubrirla. Finalmente, con más de 400 estaciones de esquí, Francia es el líder mundial de los deportes de invierno. Las montañas esquiables están cada vez más perfeccionadas y acogen turistas desde el mes de diciembre hasta el mes de abril, en los Alpes, los Pirineos, etcétera. A final de año, se puede reservar un vuelo para Francia con dirección a Alsacia, y descubrir los mercadillos de Navidad de Estrasburgo y de Colmar.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar