Pasa unas vacaciones inolvidables en Bacalar, México

En Bacalar, cerca de Cancún, en México, los complejos turísticos no existen. El tiempo parece haberse detenido en esta magnífica laguna de la Península de Yucatán. Aquí nada más que existen dos palabras importantes: descanso y ecología. El alojamiento se realiza principalmente en pequeñas cabañas de madera, lo que será una excelente idea para las parejas más románticas. Veamos algunas de las razones más importantes para descubrir este paraíso escondido, y pasar una inolvidable estancia en hoteles baratos en Bacalar.

Autor: PublicDomainPictures-Pixabay

Un baño ideal

Su agua tan caliente y hermosa dan ganas de bañarse durante todo el día. Además, contrariamente al mar, el agua de la laguna no está salada. Lo ideal cuando se acude a Bacalar, es realizar una excursión en barco con pescadores locales, de forma a atravesar toda la laguna y así disfrutar de los mejores momentos para el baño. Más información en MenteUrbana.

Una laguna muy rica

Ciertos lugares están atravesados por ligeras corrientes, y es muy agradable dejarse llevar sin el menor esfuerzo, de forma a poder observar bien las diversas especies de peces de múltiples colores, así como la vegetación.

Igualmente, ciertos fondos de la laguna poseen una alta concentración en azufre. La textura de esta arena es tal que es posible utilizarla para realizar una exfoliación natural. Ciertamente hablamos del tratamiento de belleza ideal.

Pescadores y aves viven en perfecta armonía

La preciosa laguna de Bacalar tiene una longitud de 60 km, y es la segunda más grande de México. Está rodeada de muchos pueblos de pescadores, así como de senderos que conducen a lugares donde la vegetación es abundante. Muchas especies de aves viven aquí. El lugar es ideal para multiplicarse.

También encontramos cormoranes y pelícanos. Bacalar es un lugar que por sus propias características ha recibido muchos nombres, además de ser llamada la ciudad de los 7 colores, algunos la designan como la isla de los pájaros.

Bacalar, centro de una red acuática

La laguna de Bacalar está interconectada con otras a través de los cenotes, que son grutas submarinas. Por el sur está conectada con el Río Hondo a través del Canal de Chac. Esta red acuática compleja fue una importante ruta comercial. Hasta la mitad del siglo XX, se utilizaban estos canales para transportar madera hasta la ciudad de Chetumal. En efecto, el transporte por barco era el mejor adaptado a las grandes cantidades de mercancías, sobre todo en aquella época donde todavía no existían los camiones.

Un enclave cargado de historia

A lo largo de su historia, la ciudad ha conocido un gran número de intrusiones piratas procedente de Inglaterra y de Francia. Por esta razón, los habitantes de Bacalar construyeron el Fuerte de San Felipe en 1727. Este fuerte tenía el papel fundamental de defensa durante la Guerra de las Castas en 1847.

El Fuerte de San Felipe se puede visitar, y alberga un museo de los más interesantes. Bacalar es el destino ideal para aquellos que quieren disfrutar, no solamente de la belleza de un paisaje, sino también de unas increíbles visitas culturales.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar