Todo preparado para el inicio de la nueva temporada de esquí

Esta semana se ha producido ya el primer gran descenso de las temperaturas en lo que llevamos de otoño. Ya era ahora, pensarán algunos. Tras haber gozado de días de mucho calor en fechas nada veraniegas, parece que el frío llega por fin para quedarse. Y con él, la pasión de muchos esquiadores que sienten ese cosquilleo al saber que pronto estarán surcando las pistas nevadas de las sierras españolas.

Un invierno más tradicional

La pregunta es, ¿cómo se prevé esta temporada? Como en la mayoría de predicciones meteorológicas, y más a tan largo plazo, no deja de comportar un gran riesgo apostar en un sentido u otro. Sin embargo, la mayoría de expertos coincide en afirmar que este invierno será algo más frío que el del año pasado, por lo que a priori los amantes de la nieve podrán disfrutar de una buena temporada. Del mismo modo, también se espera un incremento de las precipitaciones, algo que no parece difícil teniendo en cuenta las pocas lluvias que hemos tenido que sufrir durante este 2016. Por suerte, parece que la naturaleza pondrá un poco las cosas en orden y el clima invernal volverá a su cauce habitual.

turismo-de-ski

Constituye también una gran noticia para las numerosas estaciones de esquí repartidas por la geografía española. Según estas previsiones la primera semana de diciembre ya podemos esperar las primeras nevadas importantes y será por tanto el momento en el que muchas de ellas iniciarán su temporada. Por lo tanto, es posible que incluso durante el Puente de Diciembre contemos ya con nieve en la mayoría de estaciones importantes, lo que sería magnífico tanto para unos como para otros. Algunos conseguirán este año una semana entera de vacaciones durante estos días, de modo que pueden ser muy aprovechables.

La nueva temporada de esquí en Sierra Nevada, un misterio

La única que puede verse algo perjudicada en las primeras semanas del invierno es Sierra Nevada. Tradicionalmente siempre ha sido una sierra algo traicionera para los esquiadores, ya que su situación hace que las variaciones climáticas sean mucho más constantes e inesperadas. Este año parece que repetirá tal condición, por lo que el norte, especialmente tanto el Pirineo aragonés como el catalán, serán otra vez los destinos más seguros.

Son datos sobre los que los expertos insisten en ser cautelosos, ya que las variaciones climáticas de los últimos años, cada más constantes y al alza, motivan la brusquedad de los cambios atmosféricos naturales que se van dando entre estaciones.

En cualquier caso, estamos seguros de que este volverá a ser un año ideal para los amantes del esquí y de la nieve en general. Una época que también podemos aprovechar para viajar y alojarnos en los habituales hoteles a pie de pista que tanto sirven a nuestra causa. ¡A disfrutar de la nieve!

Imagen: Up-Free, Pixabay

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar