Sucesión e inmigración

febrero 21, 2011 Desactivado Por Javi Uffhofen

La sucesión intestada es uno de los principales motivos de consulta que llegan a los estudios de abogados por parte de las personas que no están habituadas a los procesos judiciales y que no saben como resolver los problemas de herencia de bienes patrimoniales ante la desaparición física de una persona.

Según lo que marca la ley en una sucesión intestada, que puede ser tratada por un abogado del estado, los primeros beneficiarios serán los hijos, nietos, sobrinos primeros y sobrinos segundos en ese orden.

Si la persona fallecida no tuviese con vida a ninguno de esos familiares la persona que hereda sus bienes es el cónyuge y si no la tuviese los parientes colaterales. Si no existe ninguna de estas personas con vida hasta parientes de cuarto grado los bienes del difunto pasaran a formar parte del estado nacional o provincial según el territorio donde se encuentre.

Por eso es importante consultar a especialistas de cada territorio, por ejemplo un abogado en Alicante, que conocen si en ese lugar se producen modificaciones con respecto a la ley nacional. Estos mismos abogados pueden ayudar en caso de que el fallecimiento de la persona se encuentre fuera del país o los herederos del mismo ya no vivan en el territorio donde murió su pariente.

En estos casos es necesario consultar además a los especialistas en derechos de extranjería o inmigración, es decir a un abogado extranjeria, ante posibles conflictos entre estas normas y la de sucesión del país en donde se realice la misma. Estos casos aunque parezcan no muy habituales han crecido mucho en cantidad en los últimos años debido a la globalización y a los limites difusos de las nacionalidades en varias regiones del planeta donde muchos países han firmado tratados bilaterales que son muy complicados de entender sin la ayuda de un experto en cada rama del derecho.