Viajar en crucero por el mundo

Recorrer el mundo es, por mucho, una empresa mucho más fácil de realizar que en tiempos de Verne. Contamos con muchos medios de transporte para realizar distintos tipos de viajes: aviones, autobuses, autos; incluso hay quienes se aventuran a usar la bicicleta como medio para viajar de un país a otro. Pero, sin lugar a dudas, los viajes en barco tienen una connotación especial porque son en sí un destino.

El negocio de los cruceros no sólo se ha ido expandiendo cada vez más hacia sectores de la población más populares, sino que además, todo el concepto de viajar sobre el mar ha ido evolucionando con máquinas cada vez más equipadas y servicios más especializados. Por ejemplo, hoy en día se puede contratar un crucero diseñado especialmente para que los niños viajen contigo con las marcas Disney y Dreamworks, o contar con camarotes con terrazas y mayordomo de 24 hrs., así como mobiliarios diseñados por firmas tan prestigiosas como Ralph Lauren, volviendo los viajes en barco no solo un medio para llegar a determinado destino si no un espacio de vacación en sí mismo.

Sin embargo, no se puede olvidar que el origen de los cruceros fue llegar a lugares a donde otros transportes no podían acceder; y en tiempos del avión esto significa principalmente islas paradisíacas en el Caribe, Asia y parajes escandinavos, con lo que además se ha impulsado significativamente el ecoturismo y muchos de los cruceros más importantes cuentan con guías de turistas y fotógrafos naturalistas.

La experiencia de un viaje en crucero sin lugar a dudas guarda ventajas importantes; recorrer lugares diferentes en pocos días, que el tiempo para llegar de un punto a otro se vive como un momento en el cuarto de hotel y no como una actividad pesada, y además de poder convivir placenteramente con otros turistas en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ayuda

*
= 5 + 3

WordPress theme: Kippis 1.15